Un líder de la ultraderecha israelí atropella a unos niños que lanzaban piedras contra su vehículo. El País, 08/10/2010

REDACTOR ADECAF

Varios menores han resultado heridos este viernes en el barrio Silwan, Jerusalén Este, cuando David Be’eri, líder de una organización de ultraderecha israelí, los ha arrollado cuando lanzaban piedras. Los heridos fueron atendidos en el lugar por los testigos, y solo uno de ellos ha tenido que ser trasladado al hospital Moqassed, según informa el diario Haaretz. David Be’eri es el director de Elad, una organización de ultraderecha religiosa que se dedica a comprar viviendas para colonizar Jerusalén Oriental. Parte de sus fondos proceden de donaciones estadounidenses. Eladestá realizando excavaciones en el barrio Silwan, muy próximas a las murallas otomonas de la ciudad vieja de Jerusalén, lo que ha motivado reiteradas quejas de la población árabe, incluidos los líderes religiosos ypolíticos.

Un-lider-de-la-ultraderecha-israeli-atropella-a-unos-nixos

Next Post

Pensamiento único. El Periódico, 22/08/2010

En pleno verano y con los alumnos de vacaciones, las universidades israelís viven inmersas en una de sus más cruentas guerras ideológicas. Bastiones tradicionales del pluralismo en una sociedad cada día más unidimensional se enfrentan a la embestida de dos poderosas organizaciones ultranacionalistas que les acusan de promover ideas antisionistas alejadas del consenso israelí. Parte de la academia y la prensa se ha movilizado, tachando la maniobra de «caza de brujas maccarthysta», y advirtiendo que la libertad de expresión y cátedra está seriamente amenazada. En las últimas décadas la universidad israelí ha cumplido razonablemente con su misión de estimular eldebate, cuestionando la narrativa histórica sionista y el discurso oficial. Sus aulas cobijaron a los llamados historiadores revisionistas que, apoyándose en los archivos desclasificados a finales de los 80, rebatieron los mitos fundacionales del Estado judío. Mitos como que «Palestina era una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra» o que los 750.000 refugiados palestinos de la guerra de 1948 se marcharon por voluntad propia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies