TRANSCRIPCIÓN DE UN ESPACIO RADIOFÓNICO SOBRE LAS PRISIONES CATALANAS.

EMISORA: COM RADIO PROGRAMA: LA REPUBLICA

HORA APROXIMADA DE EMISIÓN: 10:10

DÍA: 28 DE FEBRERO DE 2001

TRADUCIDO AL CASTELLANO DEL ORIGINAL CATALÁN

PERIODISTA PRESENTANDO EL PROGRAMA: …la situación que se vive en las prisiones. Hoy veremos los dos primeros casos, el tercero, el del preso, lo dejamos para mañana. En definitiva, son cartas, cartas que nadie ha escrito pero que han compilado David Miro y Marta Rivas. Vamos al primer caso, el caso (nombre borrado 1). Marta Rivas.

MARTA RIVAS: Pues intentaremos explicarlo, es el caso de (nombre borrado 1) A grandes rasgos los hechos son los siguientes: el año 1993 el funcionario (nombre borrado 1) se vio involucrado en una agresión protagonizada por un grupo de vigilantes a un interno. Concretamente, explica que lo ataron a la cama, lo esposaron y lo apalearon. (nombre borrado 1) decidió denunciar los hechos y el juicio acabó con una multa de 240.000 pesetas a uno de los inculpados, (nombre borrado 2) y la absolución del resto. Se da la circunstancia que (nombre borrado 2) era el Jefe de Brians ese día y un importante dirigente sindical. Esto son los hechos. La opinión, la declaración, el testimonio de (nombre borrado 1) lo que dice es que toda su vida ha cambiado radicalmente desde el día que denunció.

(Nombre borrado 1): A partir de allí yo recibo presiones de todo tipo. La gente deja de dirigirme la palabra, se me hacen bastantes presiones hasta que yo le pido, en definitiva, al director general que me cambie de centro penitenciario porque no puedo soportar este tipo de presión y se me traslada a otro centro, que es el Hospital de Terrassa. Entonces aquí se sigue manteniendo la persecución laboral, a mí se me rajan las ruedas de mi propio vehículo y, bueno, la persecución sigue en el Hospital Penitenciario de Terrassa, donde, en la pared,

 Llegas al trabajo y te encuentras que te ponen “hijo de puta”, “traidor”, “maricón”, “eres un judas”, “eres un vendido”. Yo, personalmente, no recibo apoyo ni por parte de la Administración ni por parte de los funcionarios de instituciones penitenciarias, en ningún momento, debido a las presiones que se producen de lo que es el corporativismo, que es dirigido por algunas personas para intentar crear piña contra mi persona.

MARTA RIVAS: Esta situación de tensión no se ha quedado aquí, ha ido evolucionando de diversas formas, actualmente aún pervive. Por ejemplo, un grupo de funcionarios del centro penitenciario donde trabaja actualmente ha pedido su expulsión. El caso, incluso, ha provocado una pregunta parlamentaria del diputado Daniel Cirera y, por lo tanto, hemos ido a buscar la opinión de los otros implicados: la Administración y los sindicatos, sus compañeros, los funcionarios. Las respuestas han sido las siguientes.

FRANCESC JIMÉNEZ (secretario sectorial de ejecución penal): El señor (nombre borrado 1) considera que es la persona que está defendiendo los derechos humanos en los servicios penitenciarios, que todos los centros penitenciarios están llenos de personas o funcionarios que están torturando. Lógicamente, yo entiendo que haya una mala relación en el momento que está insultando a sus propios compañeros constantemente, pues los está llamando “torturadores”…

(Nombre borrado 3) (coordinador general de CATAC Prisiones): A veces puedes tener al lado algún compañero, trabajando dentro de la prisión, y a veces prefieres estar solo que con ciertas personas…

(Nombre borrado 4) (responsable de la sección de prisiones de Comisiones Obreras): El señor (nombre borrado 1) con razón o sin ella, siente que ha estado perseguido, siente que ha estado asediado por un sector de los funcionarios de prisiones. Esto crea una incomodidad…

MARTA RIVAS: Todas estas voces coincidían en decir, con mejores o peores palabras, que el señor (nombre borrado 1) es un desequilibrado y un mal profesional. Ahora mismo (nombre borrado 1) se encuentra de baja y bajo tratamiento psicológico. Este es el caso personal de (nombre borrado 1) Al margen de esto, este caso, a nosotros, lo que hace es plantearnos es una duda que va un poco más allá, y así se lo trasladamos al secretario de ejecución penal, el señor Francesc Jiménez:

MARTA RIVAS (entrevistando a Francesc Jiménez i Gusi): ¿Hasta qué punto un caso de este tipo, en el que ha habido una agresión, ha habido un juicio, ha habido un culpabilizado, habría llegado a juicio si no hubiera sido porque alguien se ha liado la manta a la cabeza y ha ido a por todas…?

FRANCESC JIMÉNEZ: No lo sabremos nunca, es hacer ciencia ficción…

MARTA RIVAS: Pues que cada uno extraiga sus propias conclusiones. El caso, finalmente, como decíamos, llegó a juicio porque lo denunció (nombre borrado 1) y, finalmente, sólo acabó con aquella sanción, aquella multa económica.

PRESENTADOR: No hay muy buen ambiente, efectivamente, entre unos y otros. La sensación de que se quieren tapar las cosas me parece evidente en estas declaraciones. Vamos a otro caso, ésta era la historia del señor (nombre borrado 1), vamos, ahora, a la historia del señor (nombre borrado 3).

DAVID MIRO: El señor (nombre borrado 3) es el coordinador general de la sección de prisiones del sindicato CATAC, que después de fusionarse con USIP, ha pasado a ser el mayoritario en el sector de las prisiones. La verdad es que la actuación de (nombre borrado 3) siempre ha sido polémica. Es famosa, por ejemplo, la violencia de las protestas que organizó contra el antiguo director general de instituciones penitenciarias, el señor Ignasi García Clavel, el año 1999, y muchos afirman que (nombre borrado 3) está detrás de su dimisión. De hecho, el mes de septiembre pasado, fue condenado a pagar una multa de 40 000 pesetas por injuriar a los anteriores responsables de instituciones penitenciarias. Además, (nombre borrado 3) ha sido sancionado administrativamente por utilizar un “rigor innecesario” con un preso. Eso, “rigor innecesario”, es la forma legal de decir que se excedieron con el uso de la fuerza con un interno. En el juicio que se les hizo hasta se les acusó de apalear a este preso tras haberlo esposado. Fueron absueltos penalmente, pero, aún así, la Administración, por vía administrativa, sancionó a (nombre borrado 3). Estos hechos sucedieron el año 1992. La versión de (nombre borrado 3) es esta:

(Nombre borrado 3): Un interno amenazaba con autolesionarse, con cortarse el cuello con una cuchilla, de hecho, había comenzado a autolesionarse y yo, como jefe de unidad, la ley me permite entrar en la celda, quitarle la cuchilla y, bueno… lo hacemos para salvaguardar su integridad física, y esto es lo que hicimos. El informe médico, que también figura, dice que el interno no tiene ningún tipo de señal, porque de hecho no le hicimos nada, nos echamos encima… Quiero decir que aún nos la jugamos, que fuimos tontos ¿no?, posiblemente, o a lo mejor es nuestra obligación…

DAVID MIRO: Pues esta sanción administrativa, que es de un mes sin sueldo, ha sido recurrida. Además, (nombre borrado 3) afirma que él no sólo no es culpable de agresiones a presos sino que es víctima de agresiones de presos. Pero, ¿qué opinan de él y de esta situación que se ha creado alrededor de este líder sindical sus compañeros?

JAIME PARADA: Es lamentable, porque de hecho de lo que estamos hablando es que, obviamente, esto tiene una repercusión mediática que va más allá de lo que iría si fuese un funcionario normal, sin representatividad, y esto lo que hace un poco es, sin entrar en más valoraciones, tirar por tierra el trabajo de dar una imagen de normalidad y de profesionalidad…

DAVID MIRO: Pues tenemos un cierto malestar dentro del ámbito sindical, y además dentro del sector funcionarial (nombre borrado 3) tiene enemigos entre los funcionarios, digamos, más progresistas. Concretamente desde ADECAF, la Associació Democràtica Catalana de Funcionaris de Presons, una pequeña asociación de funcionarios, se afirma que (nombre borrado 3) siempre ha mantenido posturas radicales anti-reinserción.

JAUME FARRERONS (secretario de ADECAF): El 18 de septiembre del 93, el señor (nombre borrado 3) publica a la REVISTA DEL VALLÉS un artículo firmado por él, como secretario general de USO Prisiones de Cataluña, donde reivindica el sistema penitenciario norteamericano, que califica de más serio que el catalán, más serio que el catalán, y dice que la rehabilitación ha fracasado.

DAVID MIRO: Esta asociación, ADECAF, ha denunciado los hechos a Amnistía Internacional, que ha abierto una investigación sobre los funcionarios de prisiones catalanes. (nombre borrado 3), sin embargo, lo niega todo.

(nombre borrado 3): Nosotros lo que a veces pedimos es un poco de seriedad, pero como modelo, defender un modelo tipo americano, tipo alemán… ¡Pero si es que no podemos! Nosotros hemos jurado y hemos prometido la Constitución. Y, entre otras cosas, tampoco nos gusta, porque esos modelos no los podemos aplicar en España, es imposible.

DAVID MIRO: Desde la Administración el nuevo secretario de ejecución penal, Francesc Jiménez, no quiere cometer el mismo error que su antecesor y evita criticar a (nombre borrado 3). Pero desde sectores de defensa de los presos se le hacen acusaciones muy concretas:

INAKI RIVERA (Catedrático de derecho penitenciario de la Universidad de Barcelona): Notoriamente es sabido por mucha gente vinculada al ámbito penitenciario la existencia de determinadas camarillas de presos que podían, en fin, “trabajar” para perjudicar a determinadas personas bajo las órdenes de este señor. Yo, personalmente, he sido víctima en alguna ocasión de un suceso de este tipo. Tengo, obviamente, los documentos que acreditan todo esto, por testimonios de propios presos.

DAVID MIRO: Pues este es el caso “(nombre borrado 3)” que hemos de recordar que hoy mismo es el máximo dirigente sindical en el ámbito de las prisiones.

PRESENTADOR: Una personalidad controvertida, realmente.

Author: ADECAF