Publican el diario de un pistolero de la FAI de 1936: le daban listas, Forum Libertas, 10/10/2007

REDACTOR ADECAF

Explica claramente cómo los anarquistas mataban a los cristianos y a otras víctimas de forma planificada, y no en tumultos desorganizados.El investigador y documentalista catalán Miquel Mir publica en Destino el “Diario de un pistolero anarquista”. Se trata del verdadero diario de José Serra, un pistolero de la Federación Anarquista Ibérica en los años de la Guerra Civil española, que desertó a Londres con numerosas obras de arte robadas en iglesias y casas “burguesas”, lo que le permitió vivir allí con holgura hasta su muerte. Miquel Mir asegura que “obra en mi poder el 80% de la documentación que generó la FAI”, documentación que piensa ordenar y entregar a la Generalitat. Son papeles que los anarquistas se llevaron a Tolouse al finalizar la Guerra Civil; luego, ante la invasión nazi de Francia, pasaron a Londres. .La documentación de la CNT luego pasaría a Ámsterdam, pero la de la FAI quedó en un piso de Londres, porque incluía los nombres de los milicianos que se encargaron de las matanzas de católicos yde “derechistas”. En ese piso de Londres encontró Mir la documentación. Un ahijado de José Serra, llamado Maurici, que aún vive en Barcelona y tenía 14 años cuando acompañaba a su padrino, heredó el piso y ayudó a Mir a conformar datos del diario.

Publican-el-diario

Next Post

La matanza de católicos del 36 fue planificada, no espontánea. Forum Libertas,13/04/2007

"El silenci de les campanes", un nuevo estudio sobre aquella persecución religiosa, desmonta el mito de los “incontrolados”. Por alguna razón, miles y miles de españoles odiaban a los curas en 1936, dice cierto mito popular. El pueblo, indignado por el alzamiento militar del 18 de julio, con las armas que tenía a mano, se fue a matar curas. Fueron sobre todo elementos incontrolados, o criminales salidos de la cárcel quienes hicieron algunos crímenes. Y en 2 meses los descontrolados mataron unos 3.400 clérigos, entre curas y frailes. ¿Pueden unos descontrolados matar 70 curas al día , que era la media de agosto de 1936? El filólogo catalán Jordi Albertí, que se define catalanista y creyente, ha publicado una crónica analítica de los primeros meses de la Guerra Civil en Cataluña, centrándose en la persecución contra los católicos. Se titula El silenci de les campanes, la persecució religiosa durant la guerra civil, y lo ha publicado la editorial Proa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies