Los médicos estallan: «Ni un día más. Ni un test de menos». La Voz de Galicia, 29/03/2020

El Consejo de colegios de médicos denuncia falta de seguridad, a la que achaca el altísimo nivel de contagios entre sus profesionales

Material de protección, recursos terapéuticos, test diagnósticos, un mínimo descanso, apoyo psicológico y estar en la toma de decisiones. Esas son las peticiones que hace el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, el máximo órgano de representación del colectivo. «Miles de médicos y médicas -dice el comunicado- están llevando al límite su compromiso social, ese dar todo, para todos y por encima de los propios intereses personales. Competencia, tiempo, vocación, sacrificio, merecen el máximo reconocimiento». Pero no pueden hacerlo con las manos vacías: «El personal sanitario debe contar con equipos de protección individual (EPI) y someterse a la realización de los test de forma periódica e inmediata, independientemente de los síntomas o la exposición a casos sospechosos o confirmados». Se merecen «respeto y seguridad» y no llegar al «triste récord de estar en el 15 % de profesionales infectados».

En esta seguridad se incluyen los descansos: «Tiempo libre entre turnos para poder continuar un día más hasta la resolución de esta crisis», y apoyo para garantizar su salud psicológica.

Critican que haya material guardado en lugares que no se necesitan mientras otros no dan abasto, en especial el equipamiento de las ucis: «Deben establecerse con urgencia planes de cooperación a nivel nacional sin que esto suponga merma de la asistencia en ningún territorio».

«Nos sentimos cada día más alejados de la toma de decisiones», se quejan Al margen de los recursos para trabajar cuando la crisis lleva un mes afectando a los servicios sanitarios, los médicos también quieren que se escuche su voz: «Ni un día más sin que los profesionales estén en la toma de decisiones», porque «es hora de oír la voz de los que día a día están dando “soluciones a pie de obra”, juntos, trabajando codo a codo, entorno público y privado». En cambio la realidad es diferente: «Nos sentimos cada día más alejados de la toma de decisiones y de la lógica colaboración con las autoridades sanitarias», y eso a pesar de que su «capacidad de contribuir a la resolución del problema desde nuestro compromiso y lealtad está fuera de toda duda».

Una semana negra con tres facultativos de primaria muertos y 10.000 sanitarios contagiados

La sanitaria es una profesión de riesgo hoy en día: según los datos ofrecidos el viernes por el Gobierno, 9.400 trabajadores de la salud están infectados por el coronavirus, una cifra que se ha duplicado en los últimos cuatro días. Eso supone que el 15 % de todos los contagiados en el país son sanitarios, frente al 10 % de Italia, que ya resultaba importante, o el 4 % de China.

Tres médicos muertos

Ayer se anunció la muerte del tercer médico (todos de primaria) por culpa del coronavirus. Se trata de Santos Julián González Martínez, que trabajaba en un centro de salud en Albacete, además de ser secretario general del Colegio Oficial de Médicos de la provincia; tenía menos de 65 años y no constaban patologías previas. Este nombre se suma al de Isabel Muñoz, la primera en fallecer, a los 59 años, el pasado martes; médica rural en Salamanca, estaba en autoaislamiento con síntomas «leves» y se murió sin saber que realmente tenía el COVID-19.

También murió un médico de primaria de Córdoba, Manuel Barragán, de 63 años, esta misma semana.

Author: ADECAF