Genocidio blanco en África, una barbarie silenciosa

Por Fernando Trujillo

https://imaginacionalpoder77.blogspot.com/2012/10/genocidio-blanco-en-africa-una-barbarie.html

El día tres de abril del presente año fue asesinado Eugène Terre’Blanche líder de la resistencia afrikáner en Sudáfrica, fue golpeado y apuñalado en la madrugada en su granja por un hombre y un joven de quince años que trabajaban para él, ambos de raza negra.

Mientras el mundo cantaba el famoso Waka waka de Shakira y las naciones se preparaban para el Mundial, mientras toda la mercadotecnia relacionada con el Mundial (la canción de Shakira, el pulpo Paul, camisetas de las distintas selecciones, etc.) se vendía y Sudáfrica se presentaba como una paraíso multicultural, un genocidio oculto a los ojos del mundo se lleva a cabo, es la matanza de granjeros blancos en África.

Desde la abolición del sistema del apartheid en 1994 cerca de 3000 granjeros blancos han sido asesinados en Sudáfrica, las violaciones de mujeres blancas y la inseguridad han ido en aumento desde entonces.

Muchos de los granjeros blancos han emigrado a Europa ante el caos racial en el que se ha convertido su patria pero muchos otros han decidido quedarse a defender la tierra que les vio nacer. Se ha llamado a Sudáfrica “El País del Arcoíris” debido a que sus gobernantes presumen de ser un paraíso multicultural, el sueño de Mandela de crear un país donde todas las razas convivieran se convirtió en una pesadilla multicultural en poco tiempo.

La realidad del país es que los crímenes contra blancos no han cesado, el Sida ha ido en aumento al mismo tiempo que la pobreza.

Familias blancas han sido masacradas por hordas de vándalos negros. Entre los años 1994 y 2001 el crimen violento ha aumentado en un 33% y los asesinatos a agricultores blancos está creciendo constantemente desde 1991. En el año 2004 el gobierno publico estadísticas que indican que el crimen ha bajado pero se ha demostrado que esas cifras fueron manipuladas, el país es uno de los más violentos del mundo y su tasa de criminalidad es mucho más alta que las estadísticas que publicó el gobierno. Los grupos supremacistas negros llaman a exterminar a los blancos, en los mítines de estos grupos se toca la canción Matad al bóer, una canción famosa durante la resistencia al apartheid y con un alto contenido racista, otra canción famosa es Traedme mi ametralladora una canción zulú que incita al racismo y la violencia contra los Boers.

Estos grupos radicales incitan a asesinar a los Boers, arrebatarles las tierras en las que han trabajado y violar a sus mujeres. Lo que está ocurriendo en el continente negro no son simples problemas raciales ni crímenes menores, lo que está ocurriendo es un genocidio contra la población blanca de África y se está extendiendo por todo el continente.

¿Aun crees que Sudáfrica es el paraíso multirracial donde se canta Waka waka? Los afrikáners que han decidido permanecer en su tierra se han aislado por completo de la población negra, tienen miedo a la violencia contra ellos pero se han quedado para defender sus tierras, para proteger el suelo en el que han trabajado y han amado.

En Zimbabue el dictador comunista Robert Mugabe ha ordenado exterminar a la población blanca, hacia finales de los años noventa Mugabe promovió la invasión de fincas privadas, en manos de colonos blancos. De las 4500 fincas comerciales que existían hace 8 años, y que constituían más de la mitad de la tierra cultivable en el país, sólo sobreviven, sin haber sido invadidas o expropiadas, unas 400. Pero desde que las fincas les fueron arrebatadas a los blancos y entregadas a los negros estos las han olvidado demostrando su falta de interés en ellas, estas tierras sin cultivar se han ido erosionando con el paso del tiempo.

La economía del país que venía de la agricultura ha caído dejando a Zimbabue en la pobreza. El hambre y el Sida acampan en el país, la moneda de Zimbabue es la más devaluada del mundo ¿Dónde está el “gran héroe comunista” Rober Mugabe? Mientras su pueblo vive en la miseria el dictador y su esposa viven en una fastuosa mansión rodeados de todos los lujos.

Mientras su pueblo no tiene que comer, el dictador come langosta acompañado de champaña, el típico comportamiento soberbio de todos los dictadores comunistas. El gobierno genocida de Mugabe es apoyado por el gobierno de Hugo Chávez, el gobierno cubano y por el gobierno de la China maoísta sin olvidar claro está la complicidad silenciosa del mundo capitalista. Es conocida la frase de Mugabe contra la población blanca: Nuestro partido debe seguir sembrando el miedo en el corazón del hombre blanco ¡Nuestro peor enemigo! Las purgas contra la población blanca son algo cotidiano en Zimbabue. La población blanca en Zimbabue era de 200,000 hombres antes de la llegada de Mugabe al poder, después de su llegada se redujo hasta 20,000 blancos debido a las matanzas del dictador. Pero no solo contra la población blanca se ha ido Mugabe si no también contralas etnias ndebele y matable de las que se cometió un genocidio de 30,000 personas por la excusa de que ellos se negaban a apoyar a un ser tan despreciable como Mugabe.
El holocausto blanco tanto en Zimbabue como en Sudáfrica forma parte de los genocidios políticamente correctos del mundo democrático, estos incluyen también dicho sea de paso el genocidio palestino, tibetano y kurdo por citar algunos, de esos jamás se habla en los medios de comunicación.

Cuando estaba esa moda del Mundial jamás se toco el tema en los medios de los crímenes contra los afrikáners, muchos dirán que era una celebración y no había por que tocar un tema tan polémico como ese pero es real, este holocausto es algo real no importa cuánto intenten ocultarlo. Los afrikáners tanto de Sudáfrica como de Zimbabue se han mantenido en pie pese a toda la campaña racista en su contra, pese a que han sido olvidados por el mundo occidental ese que dice abanderar los derechos humanos.
La ONU, los distintos organismos de derechos humanos de América y Europa, los defensores de los derechos humanos, los oportunistas y las celebridades de izquierda han guardado silencio sobre este hecho.

Ninguno de los medios de comunicación liberales, ningún periodista, ni el presidente ganador del premio nobel Barack Obama, nadie ha hablado de la tragedia de los afrikáners.
Todos esos intelectuales, todos esos actores y cantantes “defensores” de la libertad y los derechos del hombre, todos esos que se dicen benefactores de la humanidad han guardado absoluto silencio. Caso similar pasó cuando durante las olimpiadas de Beijin, el gobierno chino comenzó a reprimir duramente las manifestaciones budistas, nadie hablo, todos callaron y los que hablaron no les prestaron atención.

¿Dónde está Steven Spielberg? Ese que tanto hace películas del holocausto judío, le gusta abrir la boca para hablar en defensa de la igualdad y la libertad pero respecto al holocausto blanco y al genocidio palestino se ha quedado callado.

¿Dónde está toda esa pandilla de liberales, izquierdistas y héroes del establishment? Hablando cuando les conviene, de los temas que les conviene. ¿Habrá alguna vez un concierto a favor de los hijos de agricultores asesinados? ¿Habrá un documental que exponga los crímenes contra la población bóer? ¿Algún productor hollywoodense invertirá en una película que hable del genocidio afrikáner? No lo creo, no creo tampoco que la ultra feminista Susan Sarandon hable en nombre de todas las mujeres y niñas blancas violadas por negros.

El Movimiento de Resistencia Afrikáner ha querido emanciparse de Sudáfrica y establecer una nación independiente pero esto les ha sido imposible debido a la negativa del gobierno sudafricano de concederles su independencia. ¿Por qué a los judíos se les ha dado una tierra y a los afrikáners se les niega? Porque a diferencia del pueblo judío ellos no tienen una poderosa influencia en el mundo occidental.

Algunos me preguntaran por que un joven mexicano como yo habla del holocausto bóer, me preguntaran porque me interesa la situación de los afrikáners si no soy sudafricano.

Porque soy un joven que sabe de esa tragedia y no piensa quedarse callado como el resto del mundo, porque como escritor es mi deber denunciar los crímenes del mundo democrático, por que guardar silencio es la actitud de los cobardes y los ignorantes.

Porque soy de los que piensan que hay que poner un alto a esta barbarie, porque estoy harto de la hipocresía de occidente ante esta tragedia y por que como diría Ezra Pound el que no expresa sus ideas es porque sus ideas no valen nada o el no vale nada, mis ideas valen y mi persona vale.

Cuando asesinaron a Eugène Terre’Blanche creyeron que con eso derribarían el movimiento afrikáner, se equivocaron, los agricultores blancos están más unidos que nunca y mas fuertes pero ante todo están dispuestos a luchar hasta emanciparse del gobierno sudafricano y construir una patria independiente, libre y prospera. Un lugar libre de la violencia, el racismo, el odio y terror.

Author: ADECAF