El genocidio inglés en Irlanda. Academiaplay.es, 25/09/2019

Alberto Vidal Guerrero

Muchos hablan de las barbaridades que supuestamente perpetró España en América. Otros, menos que los primeros, reconocen las matanzas de indios por los norteamericanos, aunque las películas de vaqueros son bastante épicas y los cowboys salen muy simpáticos en ellas. Por supuesto es bien conocido el Holocausto Nazi y algunos todavía recuerdan el genocidio de Ruanda, mucho más cercano al siglo XXI. Pero, ¿alguna vez has escuchado hablar del genocidio llevado a cabo por los ingleses en Irlanda?

Los hijos de la Gran Bretaña siempre se han cuidado de que no se hable mal de su nación y para ello, durante siglos, han desarrollado una gran capacidad política y publicitaria. Quien conozca un poco de la historia inglesa se dará cuenta de cómo tratan de ocultar aquello que no les da buena prensa, ensalzan sus grandes gestas, incluso las que no son tan grandes, y muchas veces disfrazan sus derrotas como victorias.

Una de estas penosas historias ocultadas durante siglos son las acciones que llevaron a cabo en Irlanda. Esta isla fue ocupada en el s. XII por los ingleses, quienes la dominaron durante 700 años, no sin resistencia de los propios lugareños, que siempre han luchado por su independencia. La última gran rebelión, antes de los sucesos con los que lograron liberarse en el s. XX, fue en 1641, aplacada por Oliver Cromwell, quien acabó ocupando la isla definitivamente.

Los irlandeses eran despreciados por dos cosas: por ser irlandeses (celtas), puesto que Inglaterra (sajones) siempre se ha considerado superior racialmente, y por ser católicos, a partir de la ruptura de Enrique VIII. Los ingleses, ya durante la Edad Moderna, se asentaron mayoritariamente en la provincia del Ulster, lo que hoy en día es Irlanda del Norte, todavía bajo dominio inglés, puesto que eran las mejores tierras para cultivar. El resto de la isla también la dominaron y la utilizaron como fuente de recursos, expoliando las pocas materias primas que posee la isla y reclamando parte de los cultivos, que importaban forzosamente a Gran Bretaña.

Inglaterra no sólo ocupó la isla, sino que impuso grandes obstáculos a los católicos irlandeses. Éstos no podían adquirir, heredar o arrendar tierras. Tampoco tenían derechos civiles, no podían votar, ocupar cargos públicos o vivir dentro o alrededor de las ciudades. Incluso la educación o el acceso a muchas profesiones les estaba limitado. Solamente podían trabajar como inquilinos en las tierras de los propietarios ingleses, quienes los explotaban. A los pobres irlandeses sólo les quedaban pequeñas parcelas donde cultivaban patatas para subsistir.

Los irlandeses eran despreciados por dos cosas: por ser irlandeses (celtas), puesto que Inglaterra (sajones) siempre se ha considerado superior racialmente, y por ser católicos, a partir de la ruptura de Enrique VIII. Los ingleses, ya durante la Edad Moderna, se asentaron mayoritariamente en la provincia del Ulster, lo que hoy en día es Irlanda del Norte, todavía bajo dominio inglés, puesto que eran las mejores tierras para cultivar. El resto de la isla también la dominaron y la utilizaron como fuente de recursos, expoliando las pocas materias primas que posee la isla y reclamando parte de los cultivos, que importaban forzosamente a Gran Bretaña.

Inglaterra no sólo ocupó la isla, sino que impuso grandes obstáculos a los católicos irlandeses. Éstos no podían adquirir, heredar o arrendar tierras. Tampoco tenían derechos civiles, no podían votar, ocupar cargos públicos o vivir dentro o alrededor de las ciudades. Incluso la educación o el acceso a muchas profesiones les estaba limitado. Solamente podían trabajar como inquilinos en las tierras de los propietarios ingleses, quienes los explotaban. A los pobres irlandeses sólo les quedaban pequeñas parcelas donde cultivaban patatas para subsistir.

Los ingleses nunca han querido hablar de ello. Después de la independencia de la actual República de Irlanda, se han conocido mejor los hechos de aquella gran hambruna que a día de hoy se considera como un genocidio perpetrado por parte del Gobierno Británico de la época. 

Bibliografía y referencias:

Cosgrave, Marianne “Sources in the National Archives for researching the Great Famine” Journal of the Irish Society for Archives, Spring 1995: https://www.nationalarchives.ie/topics/famine/Great_Famine.pdf

Enciclopedia Británica: https://www.britannica.com/event/Great-Famine-Irish-history

Ó Gráda, Cormac The great irish famine. Gill & Macmillan, Dublin, 1989.

Author: ADECAF