Dos de los presos de Quatre Camins (Barcelona) afirman que el motín empezó por las palizas a que eran sometidos. Hispanidad.com 1/12/2008

Los dos amotinados de Quatre Camins que testificaron este mediodía en la Audiencia de Barcelona aseguraron que los malos tratos en la cárcel eran habituales y que la revuelta empezó cuando, al ver como unos funcionarios se llevaban a un reo sangrando, pidieron explicaciones al subdirector, al que tenían “manía”, y éste les respondió “con prepotencia”. B.G.A., condenado por dos homicidios y que se enfrenta a una pena de 44 años de prisión, reconoció que los presos tenían animadversión hacia el subdirector de régimen de interior de la cárcel, (nombre eliminado), porque los malos tratos eran habituales, aunque sostuvo que él no agredió a ningún funcionario. “Parece que soy Superman o el Bruce (Lee) ese”, dijo con ironía en referencia a los tres delitos de lesiones y al intento de asesinato que le imputan. Las primeras investigaciones apuntaban la posibilidad de que el motín hubiera empezado a raíz de la “especial vigilancia” a la que eran sometidos algunos presos ante la sospecha de que introducían droga en la cárcel. Pero “es la institución penitenciaria la que se ha inventado esta historia. En mi vida he tenido nada que ver con drogas”, afirmó J.A.B., un asesino para el que piden 52 años de cárcel. Asimismo, B.G.A. negó que dirigiera al grupo de nueve internos que supuestamente instigó el amotinamiento: “¡Ni que fuera (Barack) Obama!”, exclamó a modo de respuesta, y agregó que la revuelta no fue planificada porque era “imposible” saber cuando iría el subdirector al patio del módulo 1, donde se concentraban los presos más conflictivos. J.A.B. agregó que, al ver que el resto de presos agredían al funcionario 1.263, decidió llevárselo a a la lavandería para que el resto de internos dejaran de pegarle y les dijo que era su “salvoconducto”, aunque después decidió “sacarlo al patio para que los funcionarios vieran que no le pasaba nada”. “Si es un hombre y le pregunta le dirá que yo me puse para que no le dieran”, dijo. El reo aseguró que es “un cabeza de turco” porque ha “participado en otros motines”. Puede que por eso, “las autoridades penitenciarias pidieron hablar” con él porque “creían que era el único que podía solucionar la situación”, añadió J.A.B., quien también habló con una emisora de radio durante el motín. J.A.B. y B.G.A. son dos de los 13 presos que presuntamente instigaron el motín de Quatre Camins el 30 de abril de 2004, que acabó con el subdirector del centro herido de gravedad y otros cuatro funcionarios, de levedad. La Fiscalía pide un total de 442 años de prisión por intento de asesinato, secuestro de funcionario público, lesiones y atentado. Tras la declaración de los dos procesados, la Sección Sexta suspendió el juicio hasta esta tarde, cuando seguirán declarando el resto de acusados, que llegaron esta mañana a la Audiencia de Barcelona entre fuertes medidas de seguridad.

Author: ADECAF