Condenan a 16 acusados por el motín de Quatre Camins en 2002 a penas de 12 a 15 meses

EUROPA PRESS07/05/201814:35 h.

El tribunal acuerda que no entren en prisión si pagan las indemnizaciones y no reinciden

El titular del Juzgado Penal 1 de Granollers (Barcelona) ha dictado sentencia por el motín de la cárcel de Quatre Camins en La Roca del Vallès en 2002, condenando a 16 de los 47 acusados a penas de un año a 15 meses y ha absuelto a 23 acusados por prescribir los hechos.

En la vista de este lunes se ha escenificado el pacto de conformidad alcanzado con la Fiscalía por parte de 39 acusados, y el juez ha acordado suspender el cumplimiento efectivo de la pena para todos los condenados si pagan la indemnización y multas previstas, no vuelven a delinquir y están localizables dos años, por lo que no ingresarán en prisión.

Concretamente, se ha condenado a 15 reos a 12 meses de cárcel por un delito de atentado en concurso con dos faltas de lesiones y un delito de daños a bienes públicos; y a otro, RR1, a 15 meses por un delito de atentado en concurso con un delito de lesiones y uno de daños, aplicando la atenuante de dilaciones indebidas.

Además, todos han sido condenados a una multa de 270 euros y a indemnizar al centro penitenciario de Quatre Camins con 15.897,54 euros en total, debiendo algunos de ellos indemnizar a un mosso d’Esquadra y dos funcionarios de prisiones por lesiones.

Inicialmente la fiscal acusaba a 56 reclusos pero este lunes se juzgaba a 47 acusados, de los que ocho que no se han presentado al juicio: cinco estaban ausentes (algunos con justificación) y tres en rebeldía; otros ocho acusados inicialmente murieron durante el tiempo de instrucción, y uno fue declarado incapaz.

EVITAN 10 DÍAS DE JUICIO

Durante el juicio, todos los acusados se han conformado con los hechos y delitos atribuidos por la Fiscalía y la acusación particular ejercida por la Generalitat; y la sentencia es firme al anunciar sus defensas y estas acusaciones que no presentarán recurso.

De este modo, se ha evitado un juicio que estaba previsto para un total de diez días y que queda sentenciado tras 16 años desde que ocurrieron los hechos, el 29 de mayo de 2002, cuando un grupo de presos se amotinaron con palos, piedras y hierros hiriendo a algunos funcionarios y mossos d’Esquadra.

El tribunal ha considerado que todos los condenados cumplían los requisitos para que se les sea suspendida la pena puesto que los antecedentes que tenían eran antiguos y no eran computables, tal y como ha esgrimido la Fiscalía.

FISCALÍA PEDÍA HASTA 10 AÑOS

La Fiscalía pedía para los 56 acusados inicialmente penas que iban de cinco a diez años de prisión por atentado, daños y lesiones, por alzarse contra los funcionarios armados y al grito de ‘A la guerra’, adoptando un comportamiento “extremadamente violento”, según el escrito de acusación.

La esposa de uno de los acusados, María (nombre ficticio), ha lamentado en declaraciones a los medios la “injusticia total” de haberles llevado a juicio 16 años después de los hechos, cuando muchos de estos acusados han rehecho sus vidas, como es el caso de su marido.

Author: ADECAF