Los crímenes de los “buenos” Lenin y Stalin

REDACTOR ADECAF

Conozcamos el número aproximado de los crímenes cometidos por Nicolás Lenin durante su permanencia como jefe revolucionario de gobierno ruso. Comencemos con los hechos:
En el primer semestre de 1918 fueron ejecutadas en Moscu 884 personas; de enero a septiembre a 4.608 personas en Moscú y Petrogrado, y 900 en octubre (Informaciones de ‘Izvestia’ de Moscu en las fechas indicadas).
“Entre el 30 y 31 de marzo de 1918, en Bakú, una masacre general produjo 14,000 muertos, principalmente socialista y comunista disidentes (M.E. Resulzade, Istikial, Bakú, 1919, de reciente pasado. Azerbaidzhan, Bakú, 30-11-1919).
“En 1919, en Turquestan murieron 1.114.000 personas a consecuencia del “hambre artificial” organizado por los bolcheviques.
En 2 años de régimen comunista habían perecido más de 2 millones de turkestanos (Mustaf Choakai-Oulu, ‘Turquestan bajo poder de los soviets’, Paris 1935).

¿A cuántas personas asesinó Joseph Stalin en su «Gran Purga» del terror?

REDACTOR ADECAF

Pero, ¿cuántas personas concretas asesinó Stalin por cuestiones políticas? ¿Se le debe responsabilizar a él directamente de las hambrunas en Ucrania? ¿Hubo intención de eliminar a elementos incómodos al régimen con la estrategia «suicida de Rusia» durante la Segunda Guerra Mundial? Iósif (en ruso) Stalin no inventó nada en cuanto a represión, simplemente continuó con la obra bolchevique allí donde la dejó Vladímir Lenin, cuyo exitoso golpe de Estado en 1917 fue seguido de la creación de la «Comisión extraordinaria de lucha contra el sabotaje y la contrarrevolución», comúnmente conocida como Checa. Inspirados por el ejemplo jacobino de la Revolución francesa, los bolcheviques anunciaron el «terror rojo» para oponerse al «terror blanco». El primer anuncio oficial de esta campaña represiva, publicado con el título de «Llamamiento a la clase obrera», el 3 de septiembre de 1918, pedía a los trabajadores:

Lenin: números, datos e imágenes de los crímenes del primer dictador comunista

REDACTOR ADECAF

Para desmitificar a Lenin hay primero que romper otros mitos. El más básico es que cuando estalló la Revolución bolchevique el 7 de noviembre de 1917, los comunistas no derrocaron al Zar -que ya no reinaba- sino que abortaron la incipiente democracia en Rusia, aprovechando la crisis surgida entre conservadores y socialistas. Tras el asalto violento al poder por parte de los comunistas, estalló una guerra civil que duró cinco años, y en la que -ya desde el poder- se enfrentaron los bolcheviques -que resultaron vencedores- contra todos sus rivales. Era el comienzo de una sanguinaria dictadura que duraría más de 70 años, hasta la desaparición de la URSS en 1991.

Estrasburgo advierte sobre malos tratos de los Mossos y en las cárceles catalanas

REDACTOR ADECAF

Condiciones “totalmente inaceptables” 28 Un informe del Consejo de Europa detecta algunas malas prácticas con detenidos, aunque es un fenómeno minoritario La Vanguardia Eusebio Val | París, París 04/02/2020 10:49 | Actualizado a 04/02/2020 10:59 El comité antitortura del Consejo de Europa, en un exhaustivo informe hecho público este martes […]

Hambruna roja. La guerra de Stalin contra Ucrania

REDACTOR ADECAF

La columnista de The Washington Post Anne Applebaum (Washington, 1964) ha vivido mucho tiempo en Europa del Este y ha escrito mucho sobre la zona. Aunque se la conoce sobre todo por Gulag: Historias de los campos de concentración soviéticos, galardonado con el premio Pulitzer, el libro de la autora que más me gusta es el curioso y original Between East and West: Across the Borderlands of Europe [Entre Oriente y Occidente: A través de las regiones fronterizas de Europa], publicado en 1994. En él, la periodista viaja desde el Báltico hasta el mar Negro pasando únicamente por regiones y ciudades que, a lo largo del siglo XX, estuvieron en territorio de diferentes países. Por ejemplo, la actual Leópolis, en el oeste de Ucrania, había sido Lvov en la Unión Soviética; antes de eso, fue Lwow en la Polonia de entreguerras, y con anterioridad a 1914, Lemberg en el Imperio austrohúngaro. Eso sin contar su ocupación por la Rusia zarista durante la Primera Guerra Mundial, por la Alemania nazi en la Segunda, y por un efímero grupo nacionalista ucraniano en 1918. Publicidad

Las Horribles Hambrunas del Pasado

REDACTOR ADECAF

Este es el título de un excelente artículo publicado en el National Geographic Magazine que cayó en mis manos recientemente. Relata la historia documentada de las más grandes y espantosas hambrunas ocurridas en la Tierra desde los tiempos más antiguos, y el horror que se desprende del relato impresionará con toda seguridad a cualquier lector del siglo 21. El autor hace notar que casi todas las muertes causadas por las hambrunas en la historia fueron las consecuencia de dos, y la mayor parte de las veces, de tres factores:

Bombardeos incendiarios de Tokio, Nagoya, Osaka y Kobe

REDACTOR ADECAF

A las 22:30 mientras la gente en Tokio dormía, dos aviones marcadores B-29, uno de ellos pilotado por el General Thomas S. Power, comandante del 314ª Ala de Bombardeo (Pesado), volaron sobre la ciudad dejando caer bombas incendiarias M-47 para delimitar el área de bombardeo. Poco después otros dos aviones B-29 lanzaron tiras de aluminio para impedir la detección de los radares e dificultar el alumbrado de los reflectores de la artillería antiaérea. Dos aviones más, marcaron con incendiarias una cruz uniendo los cuatro puntos dejados por los aviones marcadores. Seguidamente la flota de 334 aviones B-29 comenzó el bombardeo de alfombra sobre el sector de la ciudad demarcada por la X de fuego casi perfecta. El avión de Power subió a gran altura volando en círculos sobre la ciudad para observar.

El desconocido (y británico) genocidio de aborígenes de Tasmania

REDACTOR ADECAF

La conquista de América por parte de los españoles, se ha relacionado repetidamente con el genocidio de las tribus indígenas que vivían en paz (sacrificio ritual arriba, sacrificio ritual abajo) por aquellas tierras recién descubiertas. Esto que puede parecer -y de hecho es- deleznable, no era exclusivo de los españoles, máxime porque todas las potencias europeas que se dedicaron a la colonización del mundo, lo hicieron a costa de los pueblos autóctonos, los cuales no podían oponerse a la imponente maquinaria de guerra europea (ver Las Amazonas de Dahomey, el temible ejército de mujeres soldado). El problema de fondo es que, como dice el refrán, cría fama y échate a dormir, por lo que ha quedado que los españoles han sido los malos-malísimos para con los indígenas de los sitios que se iban añadiendo a la particular saca de la Corona. No obstante, para demostrar que, en todas partes cocieron habas a pucheros llenos, simplemente hemos de ver el ejemplo del Reino Unido, el cual en poco más de 40 años, fue capaz de acabar con los aborígenes de la isla de Tasmania.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies