Genocidio en Ruanda: ¿por qué y cómo sucedieron los hechos?

REDACTOR ADECAF

100 días duró la ola de asesinatos que acabó con casi el 11% de la población de Ruanda, al oriente del continente africano, donde vivían 7 millones de personas en 1994. De abril a julio de aquel año, miembros de la etnia tutsi fueron víctimas de asesinatos de forma planificada, sistemática y metódica, a manos de sectores radicales de la etnia hutu. Aunque la muerte del presidente ruandés, Juvénal Habyarimana, la noche del 6 de abril de 1994, dio inicio al genocidio, existía un conflicto más profundo, cuyas causas se remontan al periodo colonial del siglo XIX, cuando los belgas tenían el control del país y empezaron a clasificar a la población de acuerdo a su etnia. La inequidad en los beneficios entregados a cada una de estas ocasionó las tensiones.

Teoría de la conspiración del genocidio blanco

El genocidio blanco es una teoría conspirativa neonazi, nacionalista blanca y supremacista1​ que sostiene que la inmigración masiva, la integración racial, el mestizaje, las bajas tasas de fecundidad y el aborto se están promoviendo en países predominantemente blancos para convertir deliberadamente a los blancos en una minoría y, por lo tanto, hacer que se extingan a través de la asimilación forzada.
La teoría de la conspiración fue desarrollada por el neonazi David Lane alrededor de 1995.3​ La frase “Anti-racista es una palabra en código para anti-blanco”, acuñada por el nacionalista blanco de alto perfil Robert Whitaker, se asocia comúnmente con esta teoría conspirativa.4​5​ Ha aparecido por ejemplo en carteles publicitarios en los Estados Unidos cerca de Birmingham, Alabama6​ y en Harrison, Arkansas.7​ Esta teoría conspirativa ya había sido enunciada en la Alemania nazi por un folleto escrito para el “Departamento de Investigación para la cuestión judía” del “Instituto del Reich” de Walter Frank con el título “¿Están muriendo las naciones blancas? El futuro de las naciones blancas a la luz de las estadísticas biológicas”.8​

El genocidio invisible de Sudáfrica: Los granjeros blancos lanzan un SOS al mundo ante los ataques de la población negra

Alberto Granados Garmendia.- Henk van de Graaf, vicepresidente de la Unión de Agricultores de Transvaal (Sudáfrica), ha lanzado un SOS al mundo frente a los ataques planeados por motivos políticos y raciales contra los afrikáners y que cuentan con el silencio cómplice de los organismos internacionales. Mas de tres mil granjeros eurodescendientes (conocidos como «Boer») han sido asesinados y varios miles más han sufrido ataques raciales, según informó Graaf, quien ha pedido que se investiguen estos horrendos crímenes, como los cometidos contra un matrimonio y su hija de tres años, que fueron torturados hasta la muerte.

Genocidio bóer

El genocidio bóer o genocidio afrikáner es un proceso de limpieza étnica y exterminio físico y sistemático contra el pueblo blanco afrikáner en Sudáfrica, desde 1994 hasta la fecha, perpetrado por el gobierno marxista del Congreso Nacional Africano (ANC) con complicidad de la comunidad internacional y silenciado o minimizado por los medios de comunicación. Este genocidio se ha llevado a cabo tanto por medio de ingeniería social como por medio de asesinatos y matanzas. El llamado Plaasmoorde (en afrikaans “asesinato de granjeros”) constituye la parte más violenta del genocidio contra la población bóer, en la cual se estiman algo más de 3.000 granjeros blancos asesinados, mientras que el total de las víctimas varían entre 35.000 y 70.000 blancos[1]. Los ataques no atienden a cuestiones de edad o sexo.

Los bóers son el grupo humano que se encuentra en el más alto riesgo de sufrir asesinatos con una tasa anual de 310 por cada 100,000 habitantes. En comparación, la probabilidad anual de ser asesinado en Londres es de 3 en 100,000. Este proceso criminal es independiente de un problema de delincuencia más amplio en Sudáfrica que surgió desde la caída del Apartheid y que también ha afectado a negros, sin embargo y pese a la abrumadora evidencia de lo contrario, los medios oficiales pretenden hacer creer que no existe ninguna motivación racial en la mayoría de los ataques a los bóers, por lo que denominan al genocidio bóer, al igual que el genocidio blanco en general, con la etiqueta de “teoría de conspiración”.

Genocidio de Zimbawe

REDACTOR ADECAF

Mugabe llega al poder en 1980 como un héroe de la lucha “anticolonialista”, por la liberación africana. En su caso, contra la mayoría blanca de Rodesia del Sur, que así se llamaba el país en ese entonces. El acto de toma de posesión tuvo repercusión internacional, con la participación de estrellas de entonces, como Bob Marley. Pero ya en su valija curricular había abundantes señales de alarma. Desde joven militó en un partido opositor maoísta, con apoyo y entrenamiento chinos. De esos tiempos viene la cercana amistad con los comunistas de ese país.

Genocidio blanco en África, una barbarie silenciosa

REDACTOR ADECAF

Desde la abolición del sistema del apartheid en 1994 cerca de 3000 granjeros blancos han sido asesinados en Sudáfrica, las violaciones de mujeres blancas y la inseguridad han ido en aumento desde entonces. Muchos de los granjeros blancos han emigrado a Europa ante el caos racial en el que se ha convertido su patria pero muchos otros han decidido quedarse a defender la tierra que les vio nacer. Se ha llamado a Sudáfrica “El País del Arcoíris” debido a que sus gobernantes presumen de ser un paraíso multicultural, el sueño de Mandela de crear un país donde todas las razas convivieran se convirtió en una pesadilla multicultural en poco tiempo.

Los crímenes de los “buenos” Lenin y Stalin

REDACTOR ADECAF

Conozcamos el número aproximado de los crímenes cometidos por Nicolás Lenin durante su permanencia como jefe revolucionario de gobierno ruso. Comencemos con los hechos:
En el primer semestre de 1918 fueron ejecutadas en Moscu 884 personas; de enero a septiembre a 4.608 personas en Moscú y Petrogrado, y 900 en octubre (Informaciones de ‘Izvestia’ de Moscu en las fechas indicadas).
“Entre el 30 y 31 de marzo de 1918, en Bakú, una masacre general produjo 14,000 muertos, principalmente socialista y comunista disidentes (M.E. Resulzade, Istikial, Bakú, 1919, de reciente pasado. Azerbaidzhan, Bakú, 30-11-1919).
“En 1919, en Turquestan murieron 1.114.000 personas a consecuencia del “hambre artificial” organizado por los bolcheviques.
En 2 años de régimen comunista habían perecido más de 2 millones de turkestanos (Mustaf Choakai-Oulu, ‘Turquestan bajo poder de los soviets’, Paris 1935).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies