Garzón rechazó «de plano» en 1998 actuar contra Carrillo por Paracuellos. ABC, 03/09/2008

REDACTOR ADECAF

La sospecha de la aplicación de distintos raseros a hechos de parecida naturaleza planea sobre la investigación impulsada por el juez Baltasar Garzón a instancias de los allegados a desaparecidos durante la Guerra Civil y el Franquismo. En 1998 el magistrado no sólo no mostró la misma diligencia cuando lallamada Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Genocidio de Paracuellos del Jarama pretendió sentar en el banquillo al histórico líder comunista Santiago Carrillo como responsable de los fusilamientos masivos en esa localidad madrileña, sino que se pronunció de forma implacable contra la iniciativa.

Garzón pide información sobre tribunales republicanos para su censo de desaparecidos. RTVE.ES, 25/09/2008

REDACTOR ADECAF

El juez de la Audiencia Nacional ha ampliado su petición de información sobre el número de muertos y desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura a diferentes organismos estatales, entre los que ha incluido a tribunales republicanos de Madrid. En concreto, el juez solicita información de los tribunales de Justicia de Madrid creados “durante la defensa de la capital de España en la Guerra Civil (Jurado de Urgencia, Juzgado especial de la rebelión militar, Tribunal especial de Espionaje y alta traición y los tribunales o jurados populares)”. “Me parece normal, no veo nada contradictorio. Garzón quiere tener toda la información de lo que pasó, como la queremos tener las asociaciones, y está buscando en todos los lugares donde pueda encontrar recuros. Hay que recuperar todo el pasado”, explica a RTVE.es el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

70 años del bombardeo. Diario de Córdoba, 07/11/2008

REDACTOR ADECAF

El lunes 7 de noviembre de 1938 la ciudad de Cabra se despertó asustada a las 07.31 horas, cuando tres aviones de fabricación soviética, los Katiuska SB-2 del ejército republicano, dejaron caer una veintena de bombas que provocaron la pérdida de 101 vidas humanas -96 en el acto- y más de 200 heridos. Setenta años después, el bombardeo se recordará mañana sábado con una jornada de historia.

Esta actividad, organizada por el Foro Erasmo y el Foro Historia en Libertad, tiene aparte de su carácter conmemorativo, como explicaba Manuel Chacón, representante de estas asociaciones, “el presentarse con la idea de defender el concepto de historia frente al de memoria histórica, porque la primera cuenta con la memoria de todos, es más científica, y porque no se trata de vencedores y vencidos, sino de españoles”

Aniversario del bombardeo en Cabra. A Grandes Rasgos, 08/11/2008

REDACTOR ADECAF

Ayer 7 de Noviembre de 2008 se cumplieron exactamente 70 años desde que el pueblo de Cabra fuese bombardeadopor aviones durante la Guerra Civil.Muy lejos del frente principal, y cuando la guerra ya estaba próxima a su fin (Noviembre de 1938), Cabra fue objetivoinesperado, uno de los ataques aéreos a la retaguardia. Tres aviones de fabricación soviética, un lunes de Noviembre a las 7.30 de la mañana, dejan caer una veintena debombas sobre objetivos civiles, entre ellos el mercado de abastos.Como decía el principio, hoy es el aniversario, que no conmemoración. A diferencia de otros bombardeos de la GuerraCivil, éste no se suele conmemorar con ningún evento, ni con presencia o alusiones políticas. Las únicas referenciasque he encontrado han sido en el Diario Cordoba y en la Cope.¿Qué quiere decir esto? Pues simplemente que hay bombardeos y/o eventos conmemorables que le son ajenos a lamemoria histórica, aunque no a la Historia. No está mal que no se recuerde o se conmemore, lo que está mal es ladiferencia, está mal que por el contrario se conmemoren héroes justicieros republicanos, se investiguen fosas deasesinados por el bando nacional.A grandes rasgos, creo que está mal llamar histórica a lo que tanto se oye como memoria histórica, ¿por qué lo llamanasí si lo que quieren decir es memoria republicana? Lo cual sería más noble, tangible y valiente; crímenes ha habidomuchos durante el franquismo, durante la guerra, y durante el periodo republicano antes de la guerra, pero tenemosel dedo y el lazo cortados por la mitad.

Y Cabra. La Razón.es, 09/11/2008

REDACTOR ADECAF

El 7 de noviembre de 1938, hace esta semana setenta años, la actividad bélica en España se centraba en la batalla del Ebro. Sin embargo, sin relación alguna con aquella terrible lucha, un destacamento de la aviación republicana se encaminó hacia la población cordobesa de Cabra. Su intención no era atacar un objetivo militar sino descargar su ira sobre una población indefensa. De las bombas lanzadas por la aviación republicana, en aquella misión carente de justificación, una cayó sobre el mercado de abastoscausando la muerte a mujeres, ancianos y niños. Cuando los aviones republicanos se retiraron, dejaron tras de sí algo más de un centenar de cadáveres, es decir, una cifra de víctimas similar a la de Guernica. Pero Cabra no tuvo un Picasso que la pintara ni tampoco el mando nacional, ocupado sobre todo en ganar la guerra, utilizó propagandísticamente aquel centenar de muertos. Hoy son contados los españoles que saben lo que, hace setenta años, sucedió en Cabra, pero lo peor no es su ignorancia sino el esfuerzo consciente para que siga existiendo. Por ejemplo, a diferencia de Ibarreche con Guernica, Manuel Chaves, hijo de un militar franquista, no ha recordado a las víctimas ni tampoco ha exigido que Rusia pidiera perdón por proporcionar los aparatos que realizaron aquella misión.

Milicianos progresistas. El País, ABC, 24-25/11/2008

REDACTOR ADECAF

¿IMAGINAN el goce que sentiría (la monja -santa para los católicos- Maravillas) al caer en manos de una patrulla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmmmm!- sudorosos? Eso es lo que se pregunta, textualmente, una escritora del régimen en la contraportada de un periódico que aún se pretende homologable a los productos civilizados de la prensa europea. No hace setenta años. Fue ayer. Y esa contraportada la leyeron antes de ser publicada los responsables de ese diario. Y no les pareció mal. Tampoco se molestaron cuando la misma autora dijo que todas las mañanas desayunaba con ganas de fusilar a algunos que escriben en otros periódicos. Ni les pareció mal que el historiador irlandés de la zeja, Ian Gibson, confesara su íntima obsesión por poner una bomba en la basílica del Valle de los Caídos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies