Un autorretrato del antifranquismo. Ideas, 18/10/2002

Hace unas semanas, con motivo de una reimpresión de Archipiélago gulag el diario El Mundo publicó un reportaje donde hablaba José María Iñigo, entrevistador del escritor ruso en TVE en aquel ya lejano año. Los comentarios, tanto del reportero como de Iñigo, eran perfectamente banales. El segundo aseguró que la entrevista había gustado tanto a Franco que había llamado a TVE y la había hecho repetir… cuando el dictador llevaba cuatro meses muerto.

Soljenitsin dijo: “Sus progresistas llaman dictadura al régimen vigente en España. Hace diez días que yo viajo por España y me he quedado asombrado. ¿Saben ustedes lo que es una dictadura? He aquí algunos ejemplos de lo que he visto. Los españoles son absolutamente libres de residir en cualquier parte y de trasladarse a cualquier parte de España. Nosotros, los soviéticos, no podemos hacerlo. Estamos amarrados a nuestro lugar de residencia por la propiska (registro policial). Las autoridades deciden si tengo derecho a marcharme de tal o cual población. También he podido comprobar que los españoles pueden salir libremente de su país para ir al extranjero. Sin duda saben ustedes que, debido a las fuertes presiones ejercidas por la opinión mundial y por los Estados Unidos, se ha dejado salir de la Unión Soviética, con no pocas dificultades, a cierto número de judíos. Pero los judíos restantes y las personas de otras nacionalidades no pueden marchar al extranjero. En nuestro país estamos como encarcelados.

En torno a “De un tiempo y de un país”. La Ilustración Liberal , 2004

Aparte de su carácter testimonial, el libro “De un tiempo y de un país” creo que refleja la militancia antifranquista, en general, de los años sesenta y setenta. He expuesto, por ejemplo, cómo agitaba esa oposición, como se organizaba, sus contradicciones y dudas ideológicas y políticas, ciertas actitudes corrientes, etc. Por todo ello, empezaré aquí por examinar el contexto histórico de aquellos movimientos.
En los años 60 y 70, España era uno de los países de mayor crecimiento del mundo, hasta el punto de que muchos especialistas calculaban que en los años 80 dejaría atrás a Italia y Gran Bretaña. Rápidamente iban siendo superados los fenómenos de miseria y desigualdad tan extendidos desde el siglo XIX, y que habían contribuido, como un substrato explotado demagógicamente, a la guerra civil. España había llegado a ser el tercer país del mundo en expectativa de vida, detrás de Suecia y Japón, y por encima de Usa, Alemania o Francia, cuando en los años 30 era uno de los europeos más atrasados al respecto. El hambre, tradicional plaga, había sido erradicada ya en los años 50, el analfabetismo se había reducido a porcentajes marginales, y la enseñanza superior se iba masificando, en el buen y en el mal sentido. En muchos aspectos era un país envidiable, donde la creciente riqueza apenas iba enturbiada por fenómenos como la droga y el alcoholismo juvenil, en que la familia parecía una institución sólida, y los índices de delincuencia estaban entre los más bajos del mundo, con una de las poblaciones reclusas menores de Europa, ausencia de policías privadas, etc

Crònica sobre la invasió de Txecoslovaquia de 1968. Ràdio Praga

Radio Praga – Emisión de la Radiodifusión Checa pera el exterior Conocer Chequia en castellano: http://www.radio.cz Crónica 1968   Este mes se cumple el trigésimo quinto aniversario del aplastamiento de la Primavera de Praga por los tanques soviéticos. Les ofrecemos una serie sobre los sucesos que precedieron el fatal 21 de agosto de 1968, día …

Miopía revisionista. Agencia Interamericana de Prensa Económica, novembre de 1996

Agencia Interamericana de Prensa Económica http://www.aipenet.com/ MIOPÍA REVISIONISTA   Lee Eduards. Presidente de la Fundación Víctimas del Comunismo Noviembre 1996     WASHINGTON (AIPE) La urgente necesidad de contar con una institución que informe al público sobre la verdad del comunismo es reiterada por sucesivos intentos revisionistas que tratan de minimizar, racionalizar y hasta excusar al …

Todos los muertos de Stalin. La Vanguardia, 03/06/2002

LA VANGUARDIA 03/06/2002 http://www.lainsignia.org/2001/junio/int_010.htm Todos los muertos de Stalin RAFAEL POCH MOSCÚ La guerra fría concluyó hace una década y ya es hora de que la propaganda dé paso a la historia, y la suposición al documento. Hace diez años que en Rusia se sabe que Stalin y su régimen mataron mucho menos de lo …

El bolchevismo contra el nazismo: 12 comparativas de dos barbaries. Forum Libertas, 17/02/2005

Martin Amis, escritor excomunista, analiza por contraste los dos grandes horrores del s.XX. ¿Por qué uno se canoniza como el mal en estado puro y el otro parece verse sólo como un error histórico? (Publicado el 17 de febrero de 2005).

En su libro Koba el Terrible, el novelista y ensayista británico Martín Amis se centraba en un punto débil del pensamiento del s.XX y aún del XXI: la tolerancia de los intelectuales occidentales ante el comunismo.

Martin fue militante comunista, como su padre -el también novelista Kingsley Amis-, hasta que las revelaciones de Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag fueron innegables. Aquello no podía sostenerse más. En 1978 aún mantenía Martin un diálogo como el siguiente con un irreductible:

-Me hago preguntas –comenta Amis- sobre la distancia que media entre la Rusia de Stalin y la Alemania de Hitler.

Mao, el mayor asesino de la historia. El Mundo, 24/07/2005

BIOGRAFIA DE GRAN TIMONEL A GRAN GENOCIDA MAO, EL MAYOR ASESINO DEL SIGLO XX SUPERO A STALIN, a Hitler, a Pol Pot. Y, sin embargo, sigue siendo objeto de culto en China y en Occidente sirve, cuando menos, como elemento decorativo. Un libro destruye el mito 24 de Julio de 2005 DAVID JIMÉNEZ. Enviado especial  …

Necesidad de una condena internacional de los crímenes de los regímenes comunistas totalitarios

Los regímenes comunistas totalitarios que funcionaban en Europa central y oriental el siglo pasado, y que aún existen en varios países del mundo, han estado marcados sin excepción por violaciones masivas de los derechos del hombre. Estas violaciones, que variaban según la cultura, el país y el período histórico, incluían asesinatos y ejecuciones, sean individuales o colectivas, defunciones en campos de concentración, la muerte por el hambre, deportaciones, tortura, el trabajo forzoso y otras formas de terror físico colectivo.