En 1948 el puente aéreo de Berlín oculta los crímenes del imperialismo “aliado”. Corriente Comunista Internacional. Berlín. 1948

REDACTOR ADECAF

En varias ocasiones hemos denunciado en nuestra prensa las matanzas de las «grandes democracias» y hemos puesto de relieve la responsabilidad tanto de los «aliados» como la de los «nazis» en el holocausto (Revista internacional, nos 66 y 89).

Al contrario de lo que proclama la propaganda engañosa de la burguesía –repitiendo sin descanso que la Segunda Guerra mundial fue une combate entre las «fuerzas del bien» «democráticas y humanistas», en contra del «mal absoluto» nazi y totalitario–, aquélla no fue sino en enfrentamiento sangriento entre intereses imperialistas rivales y antagónicos tan bárbaros y asesinos unos como otros.

En cuanto se acabó la guerra y fue vencida Alemania, fueron las tendencias naturales del capitalismo decadente y las nuevas rivalidades imperialistas entre «aliados» las que impusieron hambruna y terror a las poblaciones europeas, y en primer lugar a la población alemana. Y contrariamente a lo que pretende hoy la propaganda de las burguesías occidentales, tal política no se debió únicamente al estalinismo.

El episodio del puente aéreo a Berlín en 1948 fue una aceleración brutal de los antagonismos imperialistas que surgieron entre los bloques que se constituyeron entre la Rusia estalinista por un lado y Estados Unidos por el otro. Y significó un cambio en la política de éstos respecto a Alemania. Muy lejos de ser la expresión de su humanismo, el puente aéreo de los occidentales a Berlín no fue sino la de su contraofensiva ante las aspiraciones imperialistas rusas. De paso, les permitió ocultar la política de terror, de hambruna organizada, de deportaciones masivas y detenciones en campos de trabajo que impusieron a la población alemana en la posguerra.

No es de extrañar si los vencedores demócratas de la Segunda Guerra mundial –las burguesías norteamericana, británica y francesa–, se han aprovechado de la oportunidad y celebran el cincuenta aniversario del puente aéreo de Berlín que empezó el 26 de junio de 1948. Según la propaganda actual, este acontecimiento no solo demostró el supuesto humanismo de las grandes democracias occidentales y su compasión hacia una nación destruida, sino que dio además la señal de la resistencia contra las amenazas del totalitarismo ruso. Durante más de un año, más de 2,3 millones de toneladas de abastecimientos de socorro fueron transportados por 277 728 vuelos americanos y británicos a Berlín Oeste aislado por el bloqueo del imperialismo ruso. Según la prensa y los políticos, esta misma «pasión» por la paz, la libertad y la dignidad humana que se manifestó supuestamente en esa situación histórica, ¡seguiría hoy animando el corazón de los imperialismos occidentales!.

Cheney justifica las torturas en Guantánamo. El País. 16/12/2008

REDACTOR ADECAF

En pleno debate sobre el cierre de Guantánamo, el vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, ha asegurado que la prisión militar no “debería cerrarse”, al mismo tiempo que ha defendido la técnica de interrogación de la asfixia simulada.

En una entrevista en la cadena ABC, el número dos de George W. Bush ha dicho que no sería responsable cerrar Guantánamo hasta no haber ganado la “guerra contra el terror”, en contra de lo que prometió el presidente electo Barack Obama durante la campaña.

Cheney considera que hay otros asuntos que requieren de una respuesta más urgente antes que el cierre de la prisión militar. “Eso incluye qué se va a hacer con los prisioneros detenidos en Guantánamo. Nadie ha resuelto aún ese problema”, ha dicho en alusión a unos 250 reos que aún permanecen en suelo cubano.

Cheney defiende las torturas a los presos en Guantánamo. Informativos Telecinco. 16/12/2008

REDACTOR ADECAF

El vicepresidente del Gobierno Bush, Dick Cheney, ha calificado de “apropiada” la técnica del’ahogamiento’ utilizada en la cárcel de Guantánamo. Cheney, conocido por su línea dura, ha ademásabogado por mantener abierta la prisión, mientras exista la “guerra del terror”. Una entrevista a lacadena estadounidense ABC recoge sus opiniones sobre este limbo legal, que “ha sido muy valioso” paraEEUU y donde permanecenunos 500 presos sospechosos de terrorismo.El vicepresidente de la administración Bush ha admitido el uso de la técnica de tortura conocida como”ahogamiento simulado” utilizada contra el detenido Khalid Sheikh Mohammed, presunto cabecilla de latrama del 11-S.Cheney defendió su utilización contra este detenido y otros. Además de asegurar que esta práctica desimular asfixiar una personas obstruyendo con agua sus vías respiratorias fue apropiada, aunque enningún momento se abusó de ella.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies