EL IMPERIO BRITÁNICO MATÓ DE HAMBRE A MÁS DE 8 MILLONES DE IRANÍES DURANTE LA I GUERRA MUNDIAL

El libro “La Gran Hambruna y el Genocidio de Persia”, del profesor Gholi Majd, basado en documentación custodiada en archivos estadounidenses, demuestra que, entre los años 1917 y 1919, el Imperio Británico provocó deliberadamente una crisis de subsistencias en Irán, que dejó un reguero de entre 8 y 10 millones de personas muertas.

8-10 Million Iranians Died over Great Famine Caused by British Empire (1917-1919), Documents Reveal

One of the little-known chapters of history was the widespread famine in Iran during World War I, caused by the British presence in Iran. After the Russian Revolution of 1917, Britain became the main foreign power in Iran and this famine or–more accurately–‘genocide’ was committed by the British. The document in the American Archives, reporting the widespread famine and spread of epidemic disease in Iran, estimates the number of the deceased due to the famine to be about 8-10 million during 1917-19 (1), making this the greatest genocide of the 20th century and Iran the biggest victim of World War I (2).

EL REINADO GENOCIDA DE LA EMPERATRIZ VICTORIA I

Los dominios de Victoria I (1819-1901), reina de Gran Bretaña e Irlanda y emperatriz de la India (entre 1876 y 1901), se extendían a lo largo y a lo ancho de 32 millones de kilómetros cuadrados (130 veces la superficie actual del Reino Unido). Las rebeliones de los países sometidos dentro de tan vasto imperio (Afganistán, Australia, Birmania, Egipto, India, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Sudán, etc.), y los conflictos instigados por Londres, como las dos Guerras del Opio y la Guerra de los Boxers en China, provocaron más de cien millones de muertos en un período de apenas sesenta años (1840-1900).

Imperio británico: genocidios, expolios y masacres

El inicio de la colonización británica en Tasmania, ocurrió en 1803, cuando los colonos británicos fundaron una colonia penal en la isla. Más tarde, en Diciembre de 1826, aparece en el diario Colonial Times, un artículo intitulado “Tasmanian advertiser”, en el cual su autor escribía a la letra: “Lo decimos inequivocadamente LA DEFENSA PROPIA ES LA PRIMERA LEY DE LA NATURALEZA. EL GOBIERNO TIENE QUE RETIRAR A LOS NATIVOS — SI NO, ¡SERÁN CAZADOS COMO ANIMALES SALVAJES Y DESTRUIDOS!”

Cómo el gobierno colonial británico dejó morir de hambre a un millón de indios (1886)

Pero este verano también marca el 150 aniversario de un evento climático mucho más terrible y catastrófico: la hambruna de Orissa de 1866.
Hoy en día casi nadie está enterado de esta hambruna. Escasamente se menciona, aún en los tomos más extensos de historia india.
Habrá pocas, tal vez ni una sola conmemoración solemne. Sin embargo, la hambruna de Orissa mató a más de un millón de personas en el este de India.
Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption Hambruna en India, 1900
En la región peor afectada, el estado de Orissa, una de cada tres personas murieron, una tasa de mortandad mucho más impactante que la que resultó de la gran hambruna irlandesa, causada por una peste que afectó los cultivos de papa y devastó a ese país.

El genocidio de Bengala que los ingleses provocaron y del que nadie habla

Al leer estas frases, pertenecientes a Winston Churchill, ex primer ministro británico en dos periodos (1940-45 y 1951-55), uno pensaría que este hombre era un optimista, un gran líder y un hombre de mucho carisma. Sin embargo, la historia nos dice que detrás de esta fachada luminosa se encuentra una oscura verdad: Churchill llevó a cabo una estrategia económica y militar en Bengala, India, durante la Segunda Guerra Mundial, que provocó una hambruna que terminó matando a millones de personas. Este tema no es recurrente en los libros de historia ni es recordado como un hecho controversial. Sin embargo, vale la pena hacer una revisión del mismo para dar a conocer uno de los hechos más crueles y lamentables de la historia mundial.

INDIA: El holocausto del Imperio Británico en Bengala

LONDRES, 14 ago 1997 (IPS) – Medio siglo después de que Londres censuró la noticia, la televisión de Gran Bretaña exhibió la verdad sobre la hambruna que sufrió la provincia de Bengala, India, en la que murieron entre tres y cinco millones de personas.

Muchos la consideran la más infame de las atrocidades cometidas por el Imperio Británico en India, similar en magnitud al holocausto que sufrían al mismo tiempo los judíos europeos en los países ocupados por la Alemania nazi durante la segunda guerra mundial.
Las nuevas revelaciones sobre la hambruna en Bengala enmudecieron las celebraciones este jueves del cincuentenario de la independencia de India, declarada el 15 de agosto de 1947, pues se trató de una tragedia que se pudo haber evitado.

15 de Mayo de 1948: Al-Nakba, la catástrofe palestina

Cuando hablamos del Nakba, a todos los palestinos se nos retuerce el corazón y nos inunda un sentir de dolor y pesar, ya que fue un 15 de Mayo de 1948 cuando comienza la catástrofe Palestina. Fue en esta fecha, hace 58 años que se declaró el nacimiento del Estado de Israel sobre un suelo ocupado por su población autóctona, los árabes palestinos. Es muy difícil para un pueblo olvidar el origen de su actual sufrimiento. La sociedad palestina fue destruida por intereses imperialistas y colonialistas de manos del sionismo mundial. Masacres como las de Deir Yassin, la dinamitación del Hotel King David en Jerusalem, la masacre de los poblados de Led y Ramleh, son algunos ejemplos de las actividades de terrorismo sionista sobre la población palestina para poder concretar la creación del Estado de Israel.

Para los palestinos, Al Nakba se vive todos los días. Palestinalibre.org

http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=45167 Hoy es el día de Al Nakba, el día más negro y triste para los palestinos. Al Nakba tiene un doble significado. Por un lado, se trata de los cientos de pueblos que fueron arrasados en 1948 y los cientos de miles de refugiados que fueron expulsados violentamente de sus hogares. Hoy es el …

La decisión del juez Andreu indigna a Israel. Público, 29/01/2009

La decisión del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, de imputar al ex ministro de Defensa israelí, Benjamin Ben-Eliezer, y a otros seis militares un delito contra la Humanidad por un ataque en Gaza que causó 14 muertos en 2002, no ha sentado nada bien en Israel, donde el rechazo a la decisión de Andreu y las críticas a España copan los medios informativos.