Enviaron niños a morir. La Vanguardia, 25/07/2011

REDACTOR ADECAF

Hace hoy 73 años comenzaba la batalla del Ebro, la más cruenta de la historia de España, con 100.000 muertos. Ahí dejarían su vida miles de jóvenes catalanes de 17 y 18 años, enviados al matadero por sus gobernantes. Entre ellos mi tío Josep, herido el día en que cumplía 18 años… Esos chavales de la denominada quinta del biberón vieron el crudo rostro de la guerra: cada año en esta fecha entrevisto a un superviviente, un tributo a tanta juventud truncada. De mosén Llauradó, uno de esos jóvenes, me admira su sereno valor y su buen humor. Su único reproche: “Los gobernantes se quedaron en Barcelona y corrieron a la frontera tras haber enviado a morir a miles de críos… ¡O todos o ninguno, ¿no?!”.

Gaspar cavó su propia fosa. El País, 31/03/2013

REDACTOR ADECAF

Los técnicos ocupan la fosa de Loma de Montija en la misma posición en que hallaron a las víctimas. Ampliar foto
Los técnicos ocupan la fosa de Loma de Montija en la misma posición en que hallaron a las víctimas. ÓSCAR RODRÍGUEZ

Los falangistas habían ido a buscarlo dos noches a su casa para obligarle a cavar las fosas donde iban arrojando a sus víctimas después de matarlas. La tercera noche, Gaspar Pereda no volvió. Había cavado su propia fosa.

Era 20 de noviembre de 1936. Tenía 55 años, mujer y seis hijos, tres de ellos menores de edad. “Esa noche, él debió intuir lo que iba a pasar porque antes de salir de casa, al contrario que las otras dos noches, se despidió de mi abuela y de mi tía con un beso”, explica su nieta, Ana Pereda.

Gaspar Pereda fue fusilado y arrojado a una fosa de 6,5 metros de largo y 2,5 de ancho en una finca de cultivo de Loma de Montija (Burgos) con otros 22 hombres y una mujer. Un equipo de 25 técnicos de la sociedad de ciencias Aranzadi exhumó los cuerpos, enterrados a 50 centímetros de profundidad, en abril de 2011. La mitad tenía las manos atadas por la espalda con alambre.

Santiado Carrillo va ser l’Stalin espanyol. La Vanguardia, 06/04/2013

REDACTOR ADECAF

Paul Preston, uno de los grandes hispanistas británicos, aborda en El zorro rojo (Debate), su último libro, la figura de Santiago Carrillo (Gijón, 1915 – Madrid, 2012).Tras el fallecimiento de Carrillo, el 18 de septiembre 2012, varias editoriales pidieron a Preston una biografía.”La tenía casi hecha, me puse a redactarla de forma coherente y lo que salió de mi encuentro con la documentación no era lo que me esperaba.”Lo que salió es una visión desmitificadora, corrosiva.”Quedará claro que Carrillo poseía algunas cualidades en abundancia: capacidad de trabajo, ímpetu y aguante, destreza en la oratoria y escritura, inteligencia y astucia. Por desgracia, quedará igualmente claro que la honestidad y la lealtad no figuraban entre ellas.”Éstas son algunas de las respuestas del historiador a las preguntas de los corresponsales en Londres de La Razón y La Vanguardia.

Checas de Madrid: las cárceles republicanas al descubierto. ElMundoLibro

REDACTOR ADECAF

ELMUNDOLIBRO   Autor: CÉSAR VIDAL MANZANARES Editorial: BELACQUA Páginas: ISBN: 849589467X     HISTORIA Las Checas de Madrid: las cárceles republicanas al descubierto   La guerra civil española se encuentra en el punto de mira de los historiadores. Ahora y siempre, aunque parezca que desde hace unos años se haya avivado el […]

¿Es o no Paracuellos del Jarama otra “fosa del olvido”? Arbil, nº 78, fecha desconocida

REDACTOR ADECAF

ace unos días la televisión pública emitió el ignominioso documental “Las fosas del olvido.” Los familiares de los asesinados en Paracuellosdel Jarama hemos padecido, una vez más, la mordaza con la que se quiere silenciar la historia, el agravio de ver como se pasaba por encimadel mayor holocausto conocido en España. ¿A quién corresponde el olvido de las siete fosas de Paracuellos? “…nos hemos preocupado un poco por limpiar la retaguardia. Es difícil asegurar que en Madrid está liquidada la Quinta Columna, pero loque si es cierto es que allí se han dado los golpes más fuertes…y esto se debe a la preocupación del Partido y al trabajo abnegado,constante, de dos camaradas nuevos,… el camarada Carrillo, cuando fue Consejero de Orden Público, y el camarada Cazorla,…” Declaraciones publicadas de Francisco Antón en “Discursos pronunciados en el Pleno Ampliado del Comité Central del Partido Comunistade España, celebrado en Valencia los días 7 y 8 de Marzo de 1.937.” (Biblioteca Central Militar. Armario Especial. Signatura 1.048). “Habrá diez mil quinientos (refiriéndose a la población “penal” en Madrid en) pero dentro de muy pocos días solamente tienen que quedarquinientos…”Réplica del Ministro d

Envenenamiento de la memoria histórica. Ideas. Pio Moa, s/f

REDACTOR ADECAF

Ya antes de la transición comenzaron las izquierdas a remover los osarios con una turbia propaganda, y desde entonces acá no han parado un momento. Esas falsificaciones permiten a quienes se sienten herederos de aquella izquierda pasar de acusados a acusadores. La afición de las izquierdas por remover cadáveres y utilizarlos como armas arrojadizas tiene larga tradición. Desde finales del siglo XIX, cada vez que realizaban alguna acción violenta o atentado mortífero contra la vida y la convivencia de los demás, se las arreglaban para montar ingentes campañas de denuncia por la represión sufrida, en las que la mentira y la exageración han jugado siempre un papel clave. Durante la república, esa conducta fue el pan de cada día, pero después de la insurrección de octubre de 1934 adquirió un nivel realmente espectacular, y de unas consecuencias históricas decisivas que he examinado en El derrumbe de la II República.

FRANQUISMO: PRISIONES Y PRISIONEROS. Julián Chaves Palacios

REDACTOR ADECAF

Tras el Alzamiento de julio de 19361, en las zonas controladas por los sublevados los centros de reclusión adquirieron un especial movimiento de presos, debido, por un lado, a la liberación de prisioneros políticos afines, prin-cipalmente falangistas, y, por otro, a consecuencia del encarcelamiento masivo de republicanos. Esto último provocó, ante el ingente número de presos que ingresaron en prisión y las limitadas dimensiones de las prisiones existentes, el hacinamiento de una población reclusa que no cabía en las cárceles provincia-les, ni tampoco en las de cada partido judicial o en los depósitos municipales. Un excedente de reclusos que se trató de combatir con una serie de medidas que, un primer momento, fueron canalizadas a través de la Comisión de Justicia de la Junta Técnica del Estado2. -Pero los problemas de masificación que registraban los centros de reclusión en zona insurgente iban en aumento a medida que transcurrían los primeros meses de guerra y requerían una atención especial por parte de las nuevas autoridades. Eso al menos se desprende de la publicación de medidas como la aprobada el 30 de octubre de 1936, por la que se creaba la Inspección de Presi-dios y Prisiones que estaba vinculada expresamente a la presidencia de la Junta Técnica3, y que tuvo como particularidad ser un cuerpo civil en esencia, aun-que dirigido, debido a los condicionamientos inherentes a la situación bélica,

La memoria de los otros. El Periódico, 06/09/2008

REDACTOR ADECAF

Atardecer del 23 de julio de 1936. Aún no se ha cumplido la primera semana del estallido de la guerra civil. A la entrada del municipio de Cervera (Segarra), en una zona conocida como el Clot dels Àubens, se escuchan 12 gritos casi a la vez: “¡Viva Cristo Rey!”. Descargas de fusiles cortan en seco los alaridos antes de que 12 cuerpos se desplomen irremediablemente. Pocos minutos después, el fuego termina consumiendo la ignominia.

Tras morir fusilados y quemados por un grupo de descontrolados, que se tomaron la ley por su mano sin atender a más razón que las creencias religiosas de sus víctimas, 12 monjes carmelitas de Tàrrega (Urgell) y 20 frailes claretianos de Cervera han recuperado por fin su justo lugar en la memoria histórica. Los lugares donde yacen sus restos forman parte desde ayer de un itinerario sobre los Espacios de la Retaguardia, una ruta que recorre distintos puntos de la Segarra, auspiciada por el Memorial Democràtic de la Generalitat.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies