Hambruna roja. La guerra de Stalin contra Ucrania

REDACTOR ADECAF

La columnista de The Washington Post Anne Applebaum (Washington, 1964) ha vivido mucho tiempo en Europa del Este y ha escrito mucho sobre la zona. Aunque se la conoce sobre todo por Gulag: Historias de los campos de concentración soviéticos, galardonado con el premio Pulitzer, el libro de la autora que más me gusta es el curioso y original Between East and West: Across the Borderlands of Europe [Entre Oriente y Occidente: A través de las regiones fronterizas de Europa], publicado en 1994. En él, la periodista viaja desde el Báltico hasta el mar Negro pasando únicamente por regiones y ciudades que, a lo largo del siglo XX, estuvieron en territorio de diferentes países. Por ejemplo, la actual Leópolis, en el oeste de Ucrania, había sido Lvov en la Unión Soviética; antes de eso, fue Lwow en la Polonia de entreguerras, y con anterioridad a 1914, Lemberg en el Imperio austrohúngaro. Eso sin contar su ocupación por la Rusia zarista durante la Primera Guerra Mundial, por la Alemania nazi en la Segunda, y por un efímero grupo nacionalista ucraniano en 1918. Publicidad

Las Horribles Hambrunas del Pasado

REDACTOR ADECAF

Este es el título de un excelente artículo publicado en el National Geographic Magazine que cayó en mis manos recientemente. Relata la historia documentada de las más grandes y espantosas hambrunas ocurridas en la Tierra desde los tiempos más antiguos, y el horror que se desprende del relato impresionará con toda seguridad a cualquier lector del siglo 21. El autor hace notar que casi todas las muertes causadas por las hambrunas en la historia fueron las consecuencia de dos, y la mayor parte de las veces, de tres factores:

Bombardeos incendiarios de Tokio, Nagoya, Osaka y Kobe

REDACTOR ADECAF

A las 22:30 mientras la gente en Tokio dormía, dos aviones marcadores B-29, uno de ellos pilotado por el General Thomas S. Power, comandante del 314ª Ala de Bombardeo (Pesado), volaron sobre la ciudad dejando caer bombas incendiarias M-47 para delimitar el área de bombardeo. Poco después otros dos aviones B-29 lanzaron tiras de aluminio para impedir la detección de los radares e dificultar el alumbrado de los reflectores de la artillería antiaérea. Dos aviones más, marcaron con incendiarias una cruz uniendo los cuatro puntos dejados por los aviones marcadores. Seguidamente la flota de 334 aviones B-29 comenzó el bombardeo de alfombra sobre el sector de la ciudad demarcada por la X de fuego casi perfecta. El avión de Power subió a gran altura volando en círculos sobre la ciudad para observar.

Els reclusos de les presons catalanes podran comunicar-se amb les famílies per videoconferència a partir del 2017

REDACTOR ADECAF

Els reclusos dels centres penitenciaris i de justícia juvenil catalans podran comunicar-se amb les famílies per videoconferència a partir de l’any que ve. Es tracta d’una opció especialment pensada per als interns que tenen familiars a l’estranger o a la resta de l’Estat. Es calcula que més de la meitat dels presos que no tenen comunicacions presencials amb la parella o fills són estrangers i que el 30% del total de reclusos que hi ha a Catalunya no ha rebut visites a la presó en l’últim mig any. El Departament de Justícia invertirà 212.000 euros en la posada en marxa de la iniciativa, que s’ha presentat aquest dijous al centre penitenciari Puig de les Basses de Figueres. El conseller, Carles Mundó, ha ressaltat el caràcter “humanitari” de la mesura, que pot suposar un “estímul” per sortir de la presó i de cara a la futura reinserció social d’aquestes persones.

LAS PRISIONES DE COLOMBIA UN PROBLEMA DE TODOS

REDACTOR ADECAF

Actualmente hay alrededor de 115.000 personas detenidas en las prisiones colombianas. De éstas, aproximadamente el 94% son hombres y el 6% mujeres; el 70% son condenados, mientras que el 30% restante son sindicados. El 35% de los sindicados del país, quienes son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, llevan más de un año presos, y el 15% más de dos años. El 45% de los condenados pasan entre 1 y 5 años tras las rejas; el 39% entre 6 y 20 años, y el 16% restante más de 20 años.

El desconocido (y británico) genocidio de aborígenes de Tasmania

REDACTOR ADECAF

La conquista de América por parte de los españoles, se ha relacionado repetidamente con el genocidio de las tribus indígenas que vivían en paz (sacrificio ritual arriba, sacrificio ritual abajo) por aquellas tierras recién descubiertas. Esto que puede parecer -y de hecho es- deleznable, no era exclusivo de los españoles, máxime porque todas las potencias europeas que se dedicaron a la colonización del mundo, lo hicieron a costa de los pueblos autóctonos, los cuales no podían oponerse a la imponente maquinaria de guerra europea (ver Las Amazonas de Dahomey, el temible ejército de mujeres soldado). El problema de fondo es que, como dice el refrán, cría fama y échate a dormir, por lo que ha quedado que los españoles han sido los malos-malísimos para con los indígenas de los sitios que se iban añadiendo a la particular saca de la Corona. No obstante, para demostrar que, en todas partes cocieron habas a pucheros llenos, simplemente hemos de ver el ejemplo del Reino Unido, el cual en poco más de 40 años, fue capaz de acabar con los aborígenes de la isla de Tasmania.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies